Construcción sostenible: ejemplos, objetivo y materiales
30 Enero 2024
construccion-sostenible

Conoce qué es la construcción sostenible y algunos de sus ejemplos en España, cuáles son sus características y los materiales sostenibles que se usan.

La tendencia de la construcción sostenible se ha estado posicionando como una norma. Más pronto que tarde ya no hablaremos de este tipo de construcción como algo innovador, sino que formará parte del día a día de todos los proyectos de edificación en España y otras partes del mundo.

catálogo general simon 2018

Catálogo General Simon

Este auge tan importante surge como respuesta a la necesidad de hacer que el sector de la construcción sea mucho más amigable con el medio ambiente y más eficiente en el uso de recursos. Tengamos en cuenta que, por ejemplo, la industria de la construcción es la responsable del 40% del consumo energético total dentro de la Unión Europea, siendo también la responsable del 35% de las emisiones de gases contaminantes.

 

 

¿Qué es una construcción sostenible?

 

La construcción sostenible, también conocida como construcción verde o ecoconstrucción, es un enfoque para edificar que busca minimizar el impacto ambiental de los edificios durante todo su ciclo de vida, tanto en su diseño como en su operación, mantenimiento y/o demolición. Para ello, este enfoque se centra en utilizar eficientemente los recursos claves como energía, agua y materiales, y en reducir la generación de residuos y las emisiones de gases de efecto invernadero.

 

En este sentido, las prácticas de construcción sostenible incluyen el uso de materiales ecológicos, la implementación de sistemas de energía renovable (como paneles solares), y la optimización de la luz natural y la ventilación para disminuir el consumo energético. También, en este tipo de construcción para edificios y viviendas sostenibles se busca integrar la instalación con su entorno natural y fomentar un impacto positivo en la salud y bienestar de sus ocupantes.

 

Teniendo todo esto en cuenta, hay que destacar que los ejemplos de construcción sostenible no solo benefician al medio ambiente, sino que también permiten reducir costos a largo plazo y a mejorar la calidad de vida de las personas.

 

 

¿Qué objetivo tiene la construcción sostenible?

 

El principal objetivo de la construcción sostenible es reducir al máximo posible el impacto ambiental y promover la eficiencia a lo largo de todo el ciclo de vida de un edificio. Como ya dijimos, esto implica el uso responsable de recursos naturales, la minimización de residuos, la optimización de la eficiencia energética y el fomento de prácticas que mejoren la calidad de vida de los ocupantes.

 

En este contexto, es importante conocer también cuáles son las etapas del ciclo de vida de las edificaciones sostenibles:

 

 

  1. Planificación y diseño: en esta etapa, se define la visión del proyecto, se realizan estudios de viabilidad, se elaboran los diseños arquitectónicos y se establecen los requisitos del edificio. También se consideran aspectos como la ubicación, la orientación y los materiales a utilizar.
  2. Construcción: durante esta fase, se lleva a cabo la construcción física del edificio según los planos y diseños previamente establecidos. Se utilizan materiales, tecnologías y técnicas específicas (como el sistema de aislamiento EIFS – Exterior Insulation Finish System), y se implementan prácticas constructivas de acuerdo con las normativas y estándares.
  3. Operación y mantenimiento: una vez completada la construcción sostenible, el edificio entra en la fase de operación y mantenimiento. Durante esta etapa, se gestionan y mantienen las instalaciones, se realizan reparaciones y se optimiza el rendimiento del edificio para garantizar su eficiencia a lo largo del tiempo.
  4. Renovación y rehabilitación: con el paso del tiempo, es posible que se realicen mejoras, renovaciones o rehabilitaciones para adaptar la instalación a nuevas necesidades, códigos de construcción actualizados o estándares de sostenibilidad. Esta etapa busca prolongar la vida útil de la instalación, y así mejorar el desempeño en cuanto al consumo energético en viviendas y edificios.
  5. Desmantelamiento y/o demolición: al final de su vida útil, el edificio puede ser desmantelado o demolido. En esta fase, se retiran o reciclan los materiales, y se gestionan adecuadamente los residuos para minimizar el impacto ambiental.

 

Así, los ejemplos de construcción sostenible tienen la intención de crear edificaciones que sean respetuosas con el entorno, socialmente responsables y económicamente viables. De esta manera, se contribuye a la preservación del medio ambiente, la mitigación del cambio climático y la promoción de comunidades más saludables y equitativas gracias a las ciudades sostenibles.

 

 

Importancia de la construcción sostenible

 

Enfocándonos en el sector empresarial, podemos decir que la importancia de la construcción sostenible radica principalmente en los siguientes beneficios:

 

 

  • Eficiencia energética y reducción de costos: adoptar prácticas de construcción sostenible, como por ejemplo la implementación de sistemas de eficiencia energética, son acciones que ayudan a reducir significativamente los costos operativos a largo plazo para las empresas. Edificios bien diseñados desde el punto de vista sostenible suelen ser más eficientes en el uso de la energía, lo cual se traduce en menores gastos de servicios públicos.
  • Reputación y Responsabilidad Social Corporativa (RSC): desarrollar proyectos de construcción sostenible mejora la reputación de la empresa al demostrar su compromiso con la responsabilidad social y ambiental. Los consumidores y la sociedad en general valoran cada vez más a las empresas que adoptan prácticas sostenibles, siendo algo que suele influir positivamente en la percepción de la empresa no solo de cara a los compradores, sino también ante inversionistas, socios y otros stakeholders del sector.
  • Cumplimiento normativo y regulatorio: las regulaciones relacionadas con la sostenibilidad y el impacto ambiental están en constante evolución, tanto en España como en la Unión Europea en general. Por ejemplo, la construcción sostenible en España está regulada por la Ley 38/1999 de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación (LOE) y el Código Técnico de la Edificación (CTE). En este sentido, adoptar prácticas de construcción sostenible facilita que las empresas cumplan con las normativas actuales y puedan prepararse para posibles cambios en la legislación, evitando multas y sanciones.
  • Aumento del valor de los activos: los edificios sostenibles suelen tener un mayor valor de mercado. La inversión inicial en tecnologías y materiales sostenibles logra traducirse en un aumento del valor de los activos a lo largo del tiempo, beneficiando a las empresas que poseen o gestionan este tipo de propiedades.
  • Bienestar de los empleados: los entornos de trabajo sostenibles y saludables mejoran el bienestar y la productividad de los empleados. La iluminación natural, la calidad del aire interior y otras características sostenibles contribuyen a un ambiente laboral más cómodo y atractivo. Este es, sin duda, uno de los beneficios de los edificios sostenibles más interesantes para las personas.

 

 

¿Qué características debe tener una construcción sostenible?

 

Entre las principales características de una construcción sostenible destacan las siguientes:

 

 

  • Gestión del agua a través de sistemas de recolección de agua de lluvia, implementación de dispositivos y tecnologías de conservación del agua, y diseño de paisajes y áreas verdes que minimicen el riego.
  • Calidad del aire interior mediante una ventilación interior adecuada y la utilización de materiales no tóxicos y de bajo impacto para la salud.
  • Diseño bioclimático que maximice el aprovechamiento de la luz natural y la ventilación cruzada, teniendo en cuenta además la orientación del edificio para optimizar el uso de la energía y luz solar.
  • Gestión de residuos con prácticas para reducir, reutilizar y reciclar residuos de la construcción, implementando a su vez sistemas de clasificación de residuos en la obra.
  • Certificaciones sostenibles acreditadas a la construcción sostenible como la certificación LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental), BREEAM (Building Research Establishment Environmental Assessment Method) y GBCe (Green Building Council España).
  • Diseño modular y flexible que permita modificaciones y adaptaciones con el tiempo, esto gracias a la utilización de componentes modulares para facilitar el montaje, desmontaje y reutilización de estructuras.
  • Transporte sostenible al facilitar el acceso a los medios de transporte público y al instalar infraestructuras que fomenten el uso de coches sostenibles, como las estaciones de carga de vehículos eléctricos.
  • Tecnologías inteligentes como sistemas de automatización para optimizar el consumo de energía y soluciones específicas para la monitorización y gestión eficiente de recursos.
  • Materiales sostenibles que sean ecológicos y reciclables, y que preferiblemente provengan de orígenes locales para reducir la huella de carbono asociada al transporte. Los materiales sostenibles son una de las mayores características de la construcción sostenible, por tal motivo más adelante vamos a profundizar en este punto.

 

 

Materiales de construcción sostenibles

 

Los materiales de construcción sostenible más utilizados y recomendados son los siguientes:

 

 

  • Madera certificada, esta es proveniente de bosques gestionados de manera sostenible y certificada por organizaciones como el FSC (Forest Stewardship Council).
  • Bambú, un recurso renovable de rápido crecimiento que se puede utilizar en lugar de madera en diversas aplicaciones.
  • Materiales reciclados, como el acero y el vidrio producidos a partir de procesos de reciclaje de desechos, productos y subproductos, reduciendo así la demanda de recursos naturales y la energía necesaria para la producción.
  • Cemento alternativo, que tiene menor contenido de carbono, como el cemento Portland sustituido parcialmente por escoria de alto horno o ceniza volante.
  • Aislamiento ecológico, mediante materiales aislantes como la lana de oveja, celulosa reciclada, corcho, o espuma de soja, que son opciones más sostenibles que los aislantes convencionales.
  • Piedra natural local, para reducir la huella de carbono asociada con el transporte mientras al mismo tiempo se aprovecha un recurso natural sin generación de contaminantes asociados a procesos de fabricación.
  • Pavimentos sostenibles, como el terrazo, que utiliza fragmentos de mármol o vidrio reciclado, o suelos de madera certificada.
  • Pinturas y revestimientos ecológicos, sin compuestos orgánicos volátiles (COV) dañinos para la calidad del aire interior.
  • Tejas solares, las cuales integran células solares fotovoltaicas para generar energía renovable.
  • Bloques de construcción de adobe, un material de construcción tradicional hecho de tierra cruda, que es sostenible y de bajo costo.

 

 

 

¿Cómo tener una construcción sostenible?

 

Ahora bien, ya conociendo los aspectos fundamentales, es hora de profundizar en cómo llevar a cabo una construcción sostenible en España:

 

 

  1. Evaluación del sitio: lo primero es realizar un análisis detallado del sitio, considerando la topografía, la orientación solar y la vegetación existente para maximizar la eficiencia del diseño bioclimático.
  2. Diseño integral: durante el proceso, hay que fomentar la colaboración entre arquitectos, ingenieros y consultores desde las primeras etapas para integrar soluciones sostenibles de manera holística.
  3. Análisis de suelos y fundaciones sostenibles: llevar a cabo estudios de suelos para determinar la idoneidad para prácticas como la cimentación superficial o la incorporación de sistemas geotérmicos.
  4. Tecnologías de construcción modular: es recomendable explorar la viabilidad de tecnologías de construcción modular que faciliten la eficiencia en la fabricación y la posibilidad de reutilización.
  5. Eficiencia en la construcción: se debe ejecutar prácticas constructivas eficientes que reduzcan el desperdicio de materiales y la duración de la construcción.
  6. Instalaciones y sistemas de agua eficientes: como mencionamos en las características de la construcción sostenible, es necesario incorporar sistemas avanzados de fontanería y gestión de aguas pluviales para maximizar la eficiencia en el uso del agua.
  7. Sistemas de energía renovable: uno de los aspectos más relevantes es utilizar fuentes como paneles solares, turbinas eólicas o sistemas geotérmicos para reducir la dependencia de fuentes no renovables.
  8. Sensores y sistemas de monitoreo: instalar soluciones de automatización para evaluar el rendimiento en tiempo real y ajustar las condiciones ambientales según sea necesario.
  9. Implementación de tecnologías inteligentes: utilizar sistemas de gestión inteligente para la iluminación (como los sistemas de control de iluminación para edificios sostenibles), climatización (como la calefacción inteligente) y otros aspectos operativos del edificio, optimizando así el consumo de energía.
  10. Certificaciones y cumplimiento de estándares: buscar certificaciones específicas de construcción sostenible y garantizar el cumplimiento con los estándares y códigos locales en cada provincia española.
  11. Planificación de espacios verdes y paisajismo: diseñar espacios verdes y áreas de paisajismo sostenibles que contribuyan a la biodiversidad y reduzcan la huella de calor urbano.
  12. Gestión de residuos en la construcción: es crítico establecer prácticas de gestión de residuos en la obra para minimizar la cantidad de desechos y maximizar el reciclaje.
  13. Evaluación post-ocupación y retroalimentación continua: otro aspecto clave es llevar a cabo evaluaciones periódicas después de la ocupación para obtener retroalimentación de los ocupantes y ajustar sistemas según sea necesario.

 

 

Construcción sostenible y eficiencia energética

 

Para conseguir la construcción sostenible y eficiencia energética, uno de los aspectos más críticos a valorar es la iluminación. No se trata únicamente de tener un diseño arquitectónico que maximice el aprovechamiento de la luz natural, sino también hay que implementar un sistema eléctrico lumínico altamente eficiente.

 

Esto se logra, en primer lugar, sustituyendo las luces incandescentes por luminarias LED, un tipo de luces para casas y edificios con muy poco consumo energético y con un alto índice de iluminación.

 

En el caso de las luminarias LED de Simon, estas se pueden programar para encenderse o apagarse de forma automatizada de acuerdo a calendarios lumínicos configurables según las necesidades particulares de los ocupantes.

 

 

Ejemplos de construcción sostenible en España

 

Algunos importantes ejemplos de construcción sostenible en España son:

 

a)  Torre Iberdrola: ubicada en Bilbao, este ejemplo de construcción sostenible posee la certificación LEED CS 2.0. La torre opera con energías 100% renovables de distintas fuentes, y cerca del 20% de sus materiales son reciclados. También, posee grifos eléctricos para optimizar el uso del agua, cuenta con una gran cantidad de plazas para bicicletas y para el aparcamiento y recarga de coches eléctricos.

b) Parque empresarial Alvento: este otro ejemplo de construcción sostenible posee la certificación LEED Plata debido a su arquitectura eficiente y ecoamigable. El complejo está compuesto por dos torres, ambas poseen aislamiento acústico, sistemas de ahorro de agua, ventilación natural, protección contra las radiaciones solares, entre otros.

 

Como has visto, cualquier proyecto de edificación puede desarrollarse como un ejemplo de construcción sostenible, desde una vivienda unifamiliar hasta un edificio de oficinas o una nave industrial. Esto es gracias a que, en la actualidad, existen soluciones ecoamigables de todo tipo para cualquier necesidad. En el caso de Simon, nos especializamos en proporcionar soluciones lumínicas para la eficiencia energética, y sistemas de recarga para vehículos eléctricos tanto para viviendas, empresas e industrias.

catálogo general simon 2018

Catálogo General Simon