Arquitectura bioclimática: sus estrategias y materiales
5 Abril 2022
arquitectura-bioclimatica

La arquitectura bioclimática cuenta con técnicas y materiales específicos a su disposición para lograr edificios sostenibles.

El edificio, con su proyecto arquitectónico y los materiales que emplea, marca el límite entre el entorno exterior y el espacio interior. Y en ese papel fronterizo reside la posibilidad de aprovechar los recursos y agentes climáticos (sol, aire, agua, vegetación), darles paso tanto como convenga, y frenar su presencia cuando sea perceptivo. En su estudio del clima y el lugar donde se asentará, la arquitectura bioclimática encuentra las claves para definirse.  

 

p1_-_catalogo_vehiculo_electrico

Catálogo vehículo eléctrico

Estrategias de construcción bioclimática

 

A través la propia fisicidad del edificio, y basándose en el entorno, la arquitectura bioclimática   transforma y modula los recursos naturales para proveer confort y bienestar a sus habitantes.  Con el aprovechamiento de la energía solar pasiva, y captación solar sur, como uno de sus pilares, el proyecto debe tomar en cuenta la radiación solar directa, la radiación difusa especialmente en superficies horizontales y la radiación reflejada en superficies verticales. En cada caso, los materiales escogidos se verán involucrados.

 

arquitectura_bioclimatica

 

Otra estrategia de la arquitectura bioclimática es la integración de espacios como galerías, corredores y balcones de una cierta profundidad, para configurar un cojín climático que mejore las condiciones interiores. Un recurso que en invierno puede actuar como acumulador de energía y, cuando las temperaturas son altas, como filtro de sombra. Además, otra de sus funciones puede ser vehiculizar la ventilación natural cruzada para la renovación del aire, indispensable en la salubridad de la casa.

 

 

Inercia térmica y materiales

 

Uno de los objetivos de la arquitectura bioclimática reside en lograr edificios con gran inercia térmica, que almacenen calor durante el día y lo vayan liberando lentamente de noche. Se trata de emplear materiales que detenten gran capacidad para acumular la energía calorífica, como la piedra, la cerámica, las tierras o los metales, en muros, paramentos y suelos. Y facilitar que puedan recibir radiación solar a través de aberturas acristaladas para aprovechar  al máximo sus propiedades.  

 

arquitectura_bioclimatica

 

Por su parte, un material como la madera, si bien cuenta con menor inercia térmica, sí provee gran aislamiento térmico, otro factor fundamental para una arquitectura sostenible y ecológica, a la que se adscribe la bioclimática. El aislamiento térmico de la envolvente, que también será en función de las necesidades que impone cada clima, resulta primordial para mantener las condiciones de confort interiores en una arquitectura eficiente. Desde sus orígenes, la arquitectura siempre tuvo en cuenta la zona climática donde se asentaba y el empleó materiales locales y naturales. Revalorizar los recursos de proximidad, actualmente enlaza con la arquitectura más sostenible que disminuye la huella de carbono al reducir distancias de transporte. 

 

 

Protección de la radiación solar

 

En el interior de un edificio, cuando las temperaturas se elevan en verano, el reto bioclimático reside en reducir la ganancia calorífica al mínimo. En este sentido, el aislamiento térmico es eficaz tanto en condiciones de frio como de exceso de calor. Los elementos de sombra se erigen como primordiales para evitar la entrada de calor en aberturas orientadas a sur: aleros, pérgolas con vegetación de hoja caduca, toldos,  persianas exteriores, contraventanas  interiores... Así mismo, en climas calurosos convienen las fachadas de cromática clara que no absorbe la luz, como bien enseña la arquitectura tradicional mediterránea.

 

arquitectura_bioclimatica

 

Los elementos vegetales constituyen otro filtro natural. Desde árboles próximos a la fachada sur que refrescan por evapotranspiración, a plantas trepadoras sobre las fachadas. Como elementos evaporativos de refrigeración es útil insertar fuentes en patios donde haya vegetación. O la disposición de vegetación y un estanque en la fachada sur, especialmente en lugares con clima caluroso.

 

Dado que la condiciones climáticas difieren en cada lugar, un edificio de arquitectura bioclimática nunca podrá replicarse por igual. Sin embargo, las estrategias y  materiales siempre  estarán al servicio de gestionar la captación de energía con la máxima eficiencia. 

p1_-_catalogo_vehiculo_electrico

Catálogo vehículo eléctrico