niveles-de-iluminacion
Post

Niveles de iluminación recomendados según cada zona y actividad

Fecha de publicación
Jueves, 26 Ago, 2021

Compartir en redes sociales

Los niveles de iluminación recomendables están relacionados con el tipo de actividad que se realiza en cada espacio y en cada situación. Por ello, para poder llevar a cabo ciertas actividades de forma adecuada y segura para nuestros ojos, es indispensable contar con unos niveles de iluminación adecuados a cada circunstancia.

 

 

Descarga el ebook de  Sistemas de Control de Iluminación

 

 


¿Qué son los niveles de luz?

 


Se denominan como niveles de luz a la cantidad de luz que hay en un espacio determinado. Esta cantidad de luz, o nivel de luz, se mide en una unidad llamada lux (lx), y que es la que nos permite calcular los niveles de luz de forma concreta y objetiva.

 

 


¿Por qué son importantes los niveles de luz?

 


La importancia de los niveles de luz radica en que, dependiendo de la cantidad de luz disponible, se pueden hacer correctamente o no determinadas tareas. De hecho, más allá de la comodidad visual de realizar cada tarea con la cantidad de luz acorde a dicha tarea, hay que tener en cuenta que también es una cuestión de salud y seguridad.

Llevar a cabo tareas con una cantidad de luz insuficiente (o excesiva, como por ejemplo cuando se produce un aumento repentino de la intensidad lumínica) implica fatiga ocular y, a largo plazo, puede comprometer la correcta salud visual de nuestros ojos. Además, trabajar en espacios sin la cantidad de luz suficiente también puede conllevar accidentes.

Por todo ello, tener en cuenta los niveles de luz es fundamental para garantizar la comodidad y la salud visual, así como la propia seguridad física de las personas.

 

 


¿Qué niveles de iluminación son recomendables en cada caso?

 


Los niveles de iluminación recomendables varían dependiendo del espacio del que se hable. Por lo general, los niveles de iluminación recomendados se determinan en función del espacio ya que, según cada espacio, las actividades que se realizan en él son de un tipo u otro.

De este modo, podemos distinguir las siguientes recomendaciones de niveles de luz en función de cada uno de los siguientes espacios:

  • Iluminación general de una cocina: 300 lx
  • Iluminación de la encimera de una cocina: 500-600 lx
  • Iluminación general del baño: 200 lx
  • Iluminación del espejo del baño: 300-500 lx
  • Iluminación general de un dormitorio: 100-200 lx
  • Iluminación de un dormitorio si se va a leer en la cama: 500 lx
  • Iluminación general de una sala de estar: 100 lx
  • Iluminación para ver la televisión: 50-70 lx
  • Iluminación de un escritorio o zona de lectura: 500 lx
  • Iluminación de unas escaleras o un pasillo: 100-300 lx
  • Iluminación general de un local comercial: 300-600 lx
  • Iluminación del exterior de un escaparate: 1.000-3.000 lx
  • Iluminación del interior de un escaparate: 1.000 lx
  • Iluminación general de un centro educativo: 350-1.000 lx
  • Iluminación general en un gimnasio: 250-500 lx
  • Iluminación de una pizarra: 300-700 lx
  • Iluminación de la sala de espera de un centro sanitario: 300-600 lx
  • Iluminación de la sala de consultas de un centro sanitario: 400-1.000 lx
  • Iluminación de la mesa de operaciones de un quirófano: 3.000-8.000 lx
  • Iluminación general en el comedor de un restaurante: 100-600 lx
  • Iluminación general de un hotel: 100-400 lx
  • Iluminación general de una oficina: 400-700 lx
  • Iluminación para una mesa de dibujo o diseño: 600-1-500 lx


Como se puede ver, la necesidad de los niveles de iluminación varían considerablemente entre un espacio y otro y según el tipo de actividad que se esté realizando en cada momento. Para crear un espacio cómodo y seguro visualmente, es indispensable tener en cuenta estos elementos y adaptar la iluminación a cada circunstancia concreta. De esta forma, cuidaremos de nuestros ojos y de nuestra salud en general.

 

 

New call-to-action

Fecha de publicación
8/26/2021