iluminacion-cocina
Post

Cómo iluminar una cocina: 7 ideas prácticas para crear ambientes únicos

Fecha de publicación
Martes, 09 Mar, 2021

Compartir en redes sociales

La cocina de cualquier hogar es un sitio que va mucho más allá de solamente cocinar. Es uno de los espacios que en muchas ocasiones utilizamos para comer, hornear galletas o relajarnos tomando un café. En definitiva, es un espacio donde se crean grandes momentos. Para poder ayudarte a crear esos momentos mágicos junto a toda la familia, te vamos a dar 7 ideas muy prácticas y sencillas de cómo iluminar tu cocina para crear el ambiente perfecto para cada uno de esos momentos.


 

Descarga el ebook de  Sistemas de Control de Iluminación

 


 

Luz natural, el mejor aliado durante la mañana 
 

No podemos negarnos a la evidencia de que la luz natural es sin duda la mejor para nuestro estado de ánimo. Si cuentas con una ventana en tu cocina, aprovéchala al máximo, sobre todo durante las mañanas, pues es cuando el sol tiene más fuerza. Puedes utilizar cortinas o persianas para reducir la cantidad de luz si te molesta para cocinar, pero no la sustituyas por luz artificial a no ser que sea estrictamente necesario. La luz natural llenará de vida tu cocina. 

 

 

Luz general: utiliza nuevas tecnologías 
 

Para los días más grises o cuando cae la noche, deberás contar con una luz general potente. Lo ideal es tener al menos 1200 lúmenes en una cocina de 6 m2, aunque te aconsejamos que lo mejor es pasarse que quedarse corto. Ten en cuenta que en la cocina la visibilidad debe ser máxima, ya que la falta de luz puede provocar accidentes muy peligrosos.

 

También puede utilizar nuevas tecnologías que te hagan la vida más fácil en tu cocina. Por ejemplo, sensores de presencia que enciendan las luces automáticamente o cuando abres un armario, o también interruptores inteligentes para controlar la luz general a tu antojo. Por otro lado, no dudes en optar por bombillas LED, ya que en la actualidad son muy baratas, consumen muy poco, son muy duraderas y son las que menos contaminan.

 

 

¿Tienes una isla? Necesitas una luz focal
 

Una isla en mitad de la cocina da un juego brutal, ya que no solo es un lugar muy amplio para cocinar, sino que también es un punto de reunión muy versátil. Para poder ver bien a cualquier hora, lo mejor es colocar una luz focal justo encima de la isla. La idea es que la pongas a una altura cercana a esta, para que la luz se enfoque directamente en la zona, ya que si la pones muy alta, la luz se dispersará. 

 

 

Luz dentro de los armarios y cajones ¿Por qué no?
 

Los armarios son lugares oscuros donde, al parecer, los alimentos que estamos buscando se esconden para que no los cocinemos, ¿Verdad? Lo mismo pasa con tu cuchara preferida (todos tenemos una, para que engañarnos), cuando la buscas, nunca la encuentras. Para que todo esto sea más fácil, lo mejor es poner luces dentro de los cajones o de los armarios de tu cocina.

 

 

¿Tiras LED? ¡Por supuesto!

 

Las tiras LED son grandes aliados de las cocinas, son simplemente geniales. Se pueden colocar allí donde quieras, puesto que su instalación es muy sencilla, tan solo debemos retirar la cinta protectora del adhesivo y engancharla donde queramos, desde encima del fregadero hasta dentro de un armario. Podemos optar por una tira LED que se conecte a un enchufe normal y corriente o una que necesite instalación eléctrica (también suelen ser extremadamente sencillas).
 

 

 

Seguridad: mira dónde cortas y lo que cocinas 
 

Poner una luz encima de la placa de cocción o de los fogones de gas, al igual que en las distintas zonas de trabajo es una excelente idea. No podemos olvidar nunca que por encima de todo está la seguridad de nuestros dedos, nuestras manos o cualquier otra parte del cuerpo. No debe darnos miedo cocinar, todo lo contrario, pero sí que debemos tenerle el respeto que merece. Colocar luces en la zona donde cortamos los alimentos o donde los cocinamos es una gran idea, ya que de esta forma veremos claramente lo que tenemos ante nuestros ojos.


 

Temperatura del color: luz fría para cocinar, luz cálida para comer
 

Elegir la temperatura de las luces de tu hogar es tan importante como colocarlas en el lugar adecuado. En la cocina te aconsejamos poner una luz fría de color blanco, ya que estas dan más luminosidad a las estáncias. Por otro lado, si también vas a comer, cenar o merendar en la cocina, puedes instalar también una luz de cálida de color amarillento, ya que estas permiten crear momentos más relajantes y tranquilo dentro de la misma estancia. 
 

 

Esperamos que estas ideas de cómo iluminar tu cocina te hayan sido útiles y que a partir de ahora las luces de la tuya sean tu mejor pinche. Simon te proporciona todo lo que necesitas para crear momentos únicos e inolvidables, así que presta atención a los pequeños detalles y redescubre tu cocina a través de su iluminación.

 

 

New call-to-action

Fecha de publicación
3/9/2021