¿Cómo cargar un coche eléctrico? Descubre todas las claves
7 Abril 2022
como-cargar-un-coche-electrico

Realizar buenas prácticas a la hora de cargarlo ayudará a mantenerla en buen estado. ¿Quieres saber cómo cargar un coche eléctrico? A continuación podrás descubrir todas las opciones disponibles. 

 

A pesar de que el vehículo eléctrico ya lleva varios años entre nosotros, algunas personas todavía no saben cómo cargar un coche eléctrico. La realidad es que hay disponibles muchos métodos, los cuales son cada vez más accesibles a medida que el VE sigue aumentando su presencia en el parque automovilístico. ¿Quieres saber cómo cargar un coche eléctrico? A continuación podrás descubrir todas las opciones disponibles. 

p1_-_sic_-_sistemas_de_recarga_del_ve_simon_-_ebook-1

Ebook: Sistemas de recarga de vehículo eléctrico

¿Cómo se carga el coche eléctrico? Puntos clave

 

Como seguro que ya sabrás, la batería de un coche eléctrico es un componente fundamental en su funcionamiento. Realizar buenas prácticas a la hora de cargarlo ayudará a mantenerla en buen estado, mejorar su rendimiento y alargar su vida útil. Si quieres saber cómo se carga un coche eléctrico, atento a los siguientes puntos. 

 

  • - Los coches eléctricos disponen un conector de carga, y aunque existen de diferentes tipos, normalmente suele estar situado en el lateral trasero o en la parte frontal del coche. 

 

  • - A la hora de cargarlo, lo mejor es enchufar primero el cable al punto de carga y después conectarlo al coche. A la hora de desenchufarlo lo haremos a la inversa. 

 

  • - Lo mejor es utilizar puntos de carga específicos para cargar nuestro vehículo. Son más rápidos, eficaces y seguros. 

 

  • - Todos los coches eléctricos incorporan un conector tipo Schuko, compatible con las redes eléctricas domésticas. Antes de poner a cargar un coche mediante esta forma, debemos asegurarnos que la red eléctrica dispone de la potencia necesaria.

 

  • - Si no tenemos prisa por emprender la marcha, lo mejor es emplear la carga lenta. Abusar de la carga rápida deteriora la batería y disminuye su vida útil.

 

  • - En estos términos, no es aconsejable que la batería se descargue completamente. Lo ideal sería recargar el coche cuando el nivel de batería se encuentre por debajo del 20 % de su capacidad. Esto mismo también debería aplicarse a la carga completa, así que lo ideal es mantener siempre el nivel de carga entre el 20 y el 80 %. 

 

 

Tipos de conectores de carga

 

Aunque ya se está trabajando para estandarizar los conectores de carga del vehículo eléctrico, la realidad es que actualmente encontramos un buen puñado de conectores diferentes en el mercado. Este puede variar según el fabricante y su país de origen. Esto son los principales conectores que podemos encontrar a día de hoy: 

 

  • - Schuko: conector doméstico como el de cualquier otro aparato eléctrico. Tiene dos bornes y una toma de tierra. Soporta hasta 16 A y únicamente permite la carga lenta. 

 

  • - Yazaki o SAE J1772/Tipo 1: conectar estándar norteamericano para la recarga de vehículos eléctricos. Está compuesto por 5 bornes: 2 de corriente, 2 complementarios y el de tierra. Dispone de detector de proximidad y comunicación con la red. Soporta hasta 80 A y recarga rápida. 

 

  • - Mennekes o Tipo 2: conector de la industria automovilística alemana. Está disponible en dos modalidades, monofásico con carga lenta de hasta 16 A, y trifásico de carga rápida de hasta 63 A.

 

  • - CCS (Conector Único Combinado): se presenta como la solución estándar que combina de alguna forma las dos soluciones anteriores. Tiene 5 bornes y comunicación con la red. Admite tanto carga lenta como rápida. 

 

  • - Scame o Tipo 3: conector utilizado principalmente por fabricantes franceses. Tiene 5 o 7 bornes (monofásica o trifásica). Incluye comunicación con red y admite carga lenta y semirrápida de hasta 32 A.

 

  • - CHAdeMO: estándar utilizado por las marcas japonesas. 10 bornes con comunicación con red y toma de tierra. Admite hasta 200 A y está pensado para la recarga rápida y ultrarrápida. 

 

 

 

¿Qué modos de carga hay disponibles?

 

En la actualidad existen diferentes modos de carga, los cuales permiten obtener información acerca del estado de la propia recarga como de la batería del coche. Es decir, cuando conectamos nuestro vehículo a la infraestructura de recarga, estos pueden intercambiar información para optimizar la recarga o incluso interrumpirla si existe algún problema. Distinguimos entre:

 

  • - Modo 1: si utilizamos un conector Schuko de una red doméstica no habrá intercambio de información alguno. Simplemente, el coche empezará a cargarse al conectarlo a la red eléctrica.  

 

  • - Modo 2: este modo también utiliza el conector Schuko y permite una comunicación básica que permite comprobar si el vehículo está correctamente conectado a la infraestructura de recarga. 

 

  • - Modo 3: mediante el conector Mennekes y el modo 3 es posible mejorar la comunicación y obtener información más valiosa. Se pueden controlar diferentes parámetros de la recarga, estado de la carga o tiempo restante para completarla. 

 

  • - Modo 4: en este último modo el intercambio de información es total, por lo que podemos obtener cualquier dato sobre la recarga del vehículo. Se emplea el conector Mennekes y solo admite la recarga rápida. 

 

 

 

¿Cuánto tarda en cargar un coche eléctrico?

 

Una de las preguntas más habituales cuando se habla del coche eléctrico suele ser cuánto tarda en cargarse. Pues depende básicamente del conector utilizado y su potencia eléctrica asociada. Se diferencia entre carga lenta (de 5 a 20 h), semirrápida (de 1 a 4,5 h) y rápida (de 5 a 30 minutos). Si quieres saber más sobre el tiempo de recarga, te recomendamos leer este otro artículo en el que tratamos el tema con mayor profundidad.

 

Esperamos que este artículo te haya sido de ayuda y hayas aprendido a cómo cargar un coche eléctrico. Como ves, las opciones son cada vez mayores, gracias a la continua evolución de este sector que se presenta como el presente y el futuro de la movilidad. Recuerda que Simon dispone de una gama completa de sistemas de puntos de recarga para vehículos eléctricos, que cuentan con envolventes específicas para cualquier tipo de entorno, ya sea en aparcamientos privados, comunitarios, públicos o corporativos, y para todo tipo de vehículo eléctrico o híbrido enchufable de dos o cuatro ruedas. Impulsamos la movilidad eléctrica para un futuro más sostenible.