Renovado lenguaje con ladrillo
Marzo 2022
renovado_lenguaje_con_ladrillo_1

El ladrillo cerámico resurge como elemento constructivo y  revestimiento final, con una imagen innovadora, además de vinculada a la tierra
 

La Casa Experimental de Alvar Aalto en Muuratsalo, Finlandia, de 1952, es un icono de ese impulso arquitectónico por investigar. El insigne arquitecto la edificó como casa de vacaciones para su familia a la orilla de un lago, rodeada de bosques. Aunque su motivación principal fue indagar nuevas soluciones constructivas.

sic_-_preview_1_-_iluminacion_exterior_1

Catálogo iluminación exterior

La imagen de su patio, con fachadas y pavimentos a modo de collage de ladrillos cerámicos hoy suscita admiración y alguna que otra  sonrisa. Semeja un cuadro abstracto “pintado” con ese pequeño paralelepípedo de arcilla de procedencia ancestral.  

 

renovado lenguaje con ladrillo

 

El ladrillo de barro, cuyo origen se remonta al Neolítico, experimenta hoy un redescubrimiento por parte de la arquitectura contemporánea. Con propuestas que incorporan innovación constructiva y corroboran sus buenas posibilidades compositivas. Ya lo puso de manifiesto la arquitectura modernista de factura industrial y religiosa, con trabajadas labores de encaje ornamental. O algunos ejemplos notables de mitad del siglo XX,  como el edificio de viviendas de Johann Sebastian Bach, en Barcelona, del recientemente desaparecido Ricardo Bofill. El relanzamiento del ladrillo cerámico viene avalado, además, por ser un producto natural, poco procesado y vinculado a la tierra.

 

renovado lenguaje con ladrillo

 

 

La nueva expresividad del ladrillo

 

Su condición de unidad constructiva  repetida otorga al ladrillo una fisonomía propia en la función muraria. La aplicación actual abarca equipamientos públicos de todo tipo, viviendas pluri o unifamiliares, proyectos de paisajismo o rehabilitaciones. La disposición en hiladas alternando  juntas da lugar a una trama característica que, al tiempo, permite inéditas contexturas. Incluso en las variantes que antaño se revestían con mortero, la actual tendencia de dejar el ladrillo a la vista genera nuevos patrones: acanalados y estriados o dibujos de  celdas a veces rellenas, con inéditos estampados decorativos. 

 

Como elemento constructivo es muy operativo para configurar celosías, comunica y resguarda espacios, favorece la ventilación natural, el paso de luz o los espacios de sombra. A su funcionalidad en pavimentos interiores o exteriores, une la valía como material estructural. De este modo, propicia la creación de edificios unimatéricos, espacios envolventes que, a la vez, revelan variados matices. Y habitualmente se revela como un material cálido tanto en sus tonalidades como cuando incide la luz en él.

 

renovado lenguaje con ladrillo

 

Las propiedades del ladrillo

 

Sus características físicas benefician el resurgimiento. Es  un material poroso y ligero, con capacidad de autorregular la humedad  y buen comportamiento ante agentes climáticos. Posee potencial para el control acústico y puede actuar como superficie fono absorbente. Aunque la propiedad de aislamiento térmico de ladrillo cerámico sólido es relativamente baja, esta depende de la densidad de cada pieza. Y productos diferenciados como la termoarcilla, de baja densidad, presenta un elevado nivel de aislamiento térmico y se emplea en bioconstrucción. 

En su larga historia, y presencia en distintas culturas, se han desarrollado variados sistemas constructivos  (sin mata-junta, a sardinel, como baldosín) y su factura a veces manual, ofrece la facilidad de  fabricar piezas especiales para resolver encuentros constructivos. En general, el ladrillo, al ser un elemento de escala manejable facilita el trabajo en obra, además de ofrecer un coste ajustado. Nuevos productos semielaborados como mallas flexibles con ladrillos se adaptan  a topografías irregulares en exteriores. O dan continuidad en tejados a las mismas plaquetas de fachadas.

 

 

 Presencia destacada en rehabilitaciones

 

En proyectos de rehabilitación, disfruta  del auge que viven los materiales al desnudo, los acabados raw  y la valorización de la historia de un edificio plasmada en sus diversas capas y vestigios. Como revestimiento final, en interiorismo ya ha adquirido el estatus de lienzo con fuerte expresividad, a veces vinculado  al arte povera.  Aunque también en obra nueva se exploran estas cualidades. Su larga historia en el sector de la construcción le infunde familiaridad y un sentido de pertenencia al lugar.     

Producido a partir de tierras arcillosas poco procesadas, el ladrillo es un material natural y sano. Al proceder de la misma tierra, a efectos globales, disfruta de muy buena integración con el entorno natural, tanto  cuando en obra construida como en caso de desmonte.  

sic_-_preview_1_-_iluminacion_exterior_1

Catálogo iluminación exterior