Casa Bloc, un proyecto social innovador y una joya del racionalismo
15 Febrero 2022
casa_bloc

La rehabilitación de la Casa Bloc, declarada bien de interés cultural, es un ejercicio de respeto a la memoria colectiva tanto desde el punto de vista arquitectónico como de su innovador concepto original: la vivienda social.

En los años 30, durante la Segunda República, Barcelona hizo realidad un innovador proyecto para combatir la falta de vivienda social: la Casa Bloc, cinco edificios de viviendas obreras dispuestos en forma de ese. Fue construida entre 1932 y 1936 en el barrio de Sant Andreu, impulsada por la Generalitat de Catalunya y proyectada por Gatcpac (Grup d’Arquitectes i Tècnics Catalans per al Progrés de l’Arquitectura Contemporània).  Además de representar un nuevo concepto de vivienda social, se convirtió en uno de los mejores ejemplos de arquitectura racionalista del siglo XX (una corriente fundamentada en la razón, de líneas sencillas y funcionales, que renunciaba a la ornamentación excesiva y otorgaba una gran importancia al diseño). 

 

rehabilitacion_de_edificios

 

sic_-_preview_1_-_iluminacion_exterior_1

Catálogo iluminación exterior

Casa Bloc fue un proyecto social muy innovador

 

 

casa_bloc

 

Cinco bloques entrelazados con 207 viviendas de entre 55 y 77 m2 pensadas para alojar, de forma digna, a obreros que, hasta ese momento, habían vivido en las chabolas de la periferia. Además, reservaba los espacios interiores a áreas de juegos infantiles, zonas verdes, guarderías, bibliotecas, cooperativas, etc. Una idea innovadora para combatir la falta de vivienda en plena ola migratoria hacia la Barcelona de los años 30 que no llegó a extenderse en su totalidad como modelo. Durante la guerra, llegó a acoger una ametralladora antiaérea en su azotea y más tarde, un bloque se convirtió en residencia de viudas y huérfanos del ejército. 

 

 

 

Bien de interés cultural y función social

 

 

rehabilitacion_de_edificios

 

 

En 1992, la obra del Gatcpac, proyectada por los arquitectos Josep Lluís Sert, Josep Torres Clavé y Joan Baptista Subirana, fue declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento. Y en 2016, la Generalitat recuperó la posesión del bloque de la antigua residencia, situada en la calle Residència y cedió dos de sus plantas a la Fundació Hàbitat3, impulsada por la Taula d’Entitats del Tercer Sector Social de Catalunya para dar respuesta conjunta a las necesidades de vivienda entre el colectivo de personas en riesgo de exclusión. Hàbitat3 rehabilitó estas dos plantas y creó 17 viviendas para destinarlas a alquiler social y poder acoger a personas en situación vulnerable. El proyecto de rehabilitación del bloque dio trabajo a unas 30 personas para apoyar su inserción laboral y, además, contó con la colaboración de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona y de diversas empresas. Entre ellas Simon, que aportó soluciones de mecanismos e iluminación en las viviendas rehabilitadas.

 

 

 

La labor de Hàbitat3

 

 

casa_bloc

 

Desde 2021, 17 familias en riesgo de exclusión ya viven en la antigua residencia de la Casa Bloc, todas ellas atendidas por entidades del tercer sector: mujeres que han sufrido violencia machista; familias en situación de exclusión residencial; personas con discapacidad intelectual o con problemática de salud mental; personas en situación de emergencia social por pérdida de su vivienda, personas sin hogar, etc. En total, unos 30 nuevos inquilinos que reciben un acompañamiento social especializado bajo la coordinación de la Fundació Hàbitat3. Personas con las que la Casa Bloc, gracias a la colaboración de administraciones públicas, entidades sociales y empresas privadas, ha recuperado la función social con la que, hace casi 90 años, fue proyectada.

 

Descubre más en: Reurbanismo: la preservación de la memoria colectiva del lugar por Mario Corea

 

Creado por Xavier Mauri-Director General Fundació Hàbitat3

 

Rehabilitación de la Casa Bloc, por Hàbitat3
sic_-_preview_1_-_iluminacion_exterior_1

Catálogo iluminación exterior