sistema domótico
Post

¿Qué tipos de sistemas domóticos hay en la actualidad?

Categoría
Fecha de publicación
Lunes, 03 Mayo, 2021

Compartir en redes sociales

Antiguamente, disponer de un sistema domótico en nuestro hogar era una cosa de locos, estaba reservado solo para las empresas o para personas pudientes. Además, si nuestra casa no era de nueva construcción, la instalación significaba meternos en obras y pagar unos precios desorbitados, inviable para la mayoría de hogares.


Sin embargo, en tan solo 15 o 20 años, disponer de una smart home o casa inteligente se ha convertido en algo habitual, accesible, económico y algo que mejora nuestra calidad de vida. En este artículo vamos a ver qué es un sistema domótico y qué tipos hay, así como qué ventajas pueden aportarnos en nuestro día a día y cuáles son los sistemas domóticos más utilizados en la actualidad.

 

 

Descarga el ebook Descubre cómo convertir tu hogar en una Smart Home

 

 

 


¿Qué es un sistema domótico?

 


Se denomina sistema domótico o simplemente domótica al conjunto de aparatos inteligentes para el hogar que nos permiten automatizar el control y el funcionamiento de varios elementos del hogar, como puede ser la gestión energética, la seguridad, la comunicación, la iluminación o el bienestar en general.
 

La domótica del hogar está muy relacionada con el archiconocido término del Internet de las cosas (Internet of Things IoT), un paradigma donde los objetos cotidianos adquieren la función de conectarse a la red para que podamos interactuar con ellos, con el objetivo de hacernos la vida en el hogar mucho más sencilla y cómoda.



En la actualidad, los sistemas domóticos empiezan a formar parte de nuestras vidas de forma notable, gracias en gran parte a las conexiones inalámbricas generalizadas, el abaratamiento de su coste y la facilidad de uso e instalación de los sistemas domóticos actuales. Gracias a ellos podemos automatizar, controlar y programar a distancia el sistema de iluminación de nuestra casa, la temperatura de la calefacción/aire acondicionado, los electrodomésticos, las persianas, los enchufes, etc. Además, gracias a la aparición de los asistentes inteligentes, también podemos controlar estos y otros elementos con una orden de voz.

 

 


Tipos de sistemas domóticos

 


En la última década han surgido una gran cantidad de aparatos de control y automatización, desde sistemas domóticos completos que permiten controlar todos los aspectos de nuestro hogar hasta dispositivos de uso espontáneo que nos permiten automatizar individualmente una sola característica de nuestro hogar, como por ejemplo, la iluminación. Las ventajas que aportan las distintas soluciones son más o menos notables, pero todas ellas consiguen facilitarnos las tareas del día a día para tener más tiempo para estar con nuestra familia, descansar o disfrutar más de la vida. En la actualidad existen básicamente tres tipos de sistemas domóticos.

 

 


Sistema domótico cableado

 


Este es el primer sistema de domótica que apareció en el mercado, y en la actualidad su uso es cada menor en el hogar, aunque se sigue utilizando habitualmente en el sector empresarial. Es necesario disponer de un sistema centralizado que conecta los dispositivos a través de cableado por todo el hogar. Es un sistema fiable, seguro y que permite controlar cada detalle de nuestra casa, sin embargo, es un sistema inteligente demasiado caro y complicado de instalar para la mayoría de personas.

 

 


Sistema domótico inalámbrico

 


Es sin duda el tipo de sistema domótico más utilizado en la actualidad y el que se está imponiendo en la mayoría de hogares. Se trata de un sistema inteligente, sin cables, completo y unificado que permite manejar casi todos los aspectos de un hogar desde una aplicación móvil. Para no depender de la red wifi, crean su propia red de comunicación con el objetivo de estar disponibles 24/7 gracias a protocolos totalmente seguros y fiables.

Se instala un Hub u “ordenador central” que es como una especie de router capaz de crear una red inalámbrica para que los dispositivos se conecten a ella y que actúa como cerebro central del sistema domótico: todas las comunicaciones y órdenes pasan por el Hub tal y como sucede con los dispositivos de domótica de Simon 100. Es un tipo de sistema muy fiable, rápido y fácil de instalar que permite dotar de inteligencia a un hogar de una forma muy sencilla.

 



Dispositivos inteligentes de uso espontáneo

 


Durante los últimos años han surgido dispositivos inteligentes de uso doméstico del tipo “Plug & Play”, que permiten dotar de inteligencia a uno de los elementos de nuestro hogar de una forma rápida y sencilla. Por ejemplo, los interruptores inteligentes que se conectan a nuestra red wifi y que permiten manejar la iluminación de nuestro hogar a través de un smartphone o un asistente de voz.

La nueva colección Simon 270 es un gran ejemplo de ello, ofreciendo todo tipo de mecanismos conectivos que pueden funcionar tanto individualmente como de forma colaborativa, pues trata de una solución mixta que permite tanto crear un sistema domótico completo como dotar de inteligencia de forma individual a algunos de los elemento de nuestro hogar. En este caso, no es necesario instalar un hub central y todo funciona a través de una red wifi de internet.

 



¿Qué ventajas aportan los sistemas domóticos?

 


Como ya hemos dicho, el objetivo de un sistema domótico es principalmente aumentar nuestra calidad de vida facilitándonos las tareas del hogar repetitivas que nos quitan parte de nuestro tiempo libre. Algunas de las ventajas más importantes son:

  • Ahorro energético: otra de las mayores ventajas de la domótica es el ahorro energético que proporcionan, algo muy bueno tanto para nuestro bolsillo como para el planeta. Gracias a la automatización inteligente de la temperatura de nuestra calefacción o el control total de las luces, el gasto en la factura de la luz o gas se verá reducido cada mes.

 

  • Confort: disponer de un sistema domótico que nos permita controlar todo de una forma sencilla es sin duda mucho más cómodo que las casas tradicionales. Desde nuestro móvil podemos controlar todo, incluso estando fuera de casa, para así por ejemplo encender el aire acondicionado a distancia para encontrarnos nuestra casa fresca al llegar de trabajar, o simplemente apagar las luces sin tener que levantarnos de la cama.

 

  • Seguridad: los sistemas domóticos también permiten simular actividad en el hogar con el objetivo de ahuyentar a los ladrones cuando no estamos en casa, algo que se ha denominado como simulación de presencia. Encender y apagar luces, subir y bajar persianas, detectores de presencia, música y muchos otros trucos para simular que hay alguien en casa.

 

  • Accesibilidad: las casas inteligentes son especialmente útiles para personas con algún tipo de limitación funcional o discapacidad, ya que puede facilitar muchísimo ciertas tareas del hogar, lo que les permite ser mucho más independientes. En este aspecto, las escenas programadas, la emisión de mensajes de emergencia o la vigilancia remota puede ser muy útil.

 

La democratización de los sistemas domóticos, el abaratamiento de los costes, la facilidad de la instalación y la conexión inalámbrica ha hecho que tener una smart home sea más fácil que nunca.

 


Si quieres hacer tu día a día mucho más fácil para tener más tiempo para ti mismo y para tu familia, te presentamos Simon iO, el sistema domótico inalámbrico de Simon con el que tendrás el control de tu hogar en la palma de la mano. Iluminación, centralización de persianas, termostato, enchufes… controla todo tu hogar de una forma sencilla y centralizada gracias al Hub iO.

 


Si prefieres algo más sencillo que te permita controlar algunos de los elementos de tu hogar a través de tu propia red wifi, como por ejemplo las tomas de corriente, la iluminación o las persianas, puedes optar por Simon 270, un sistema mixto que permite introducir la domótica en tu hogar de una forma más simple. ¿Con cuál te quedas?

 

 

Descubre cómo convertir tu hogar en una Smart home con Simon iO

Fecha de publicación
4/28/2021