mantenimiento-coche-electrico
Post

El mantenimiento del coche eléctrico es económico

Fecha de publicación
Viernes, 19 Feb, 2021

Compartir en redes sociales

El mantenimiento del coche eléctrico es sin duda una de sus grandes ventajas. La simpleza del funcionamiento del vehículo eléctrico respecto al coche de combustión hace que el mantenimiento sea mucho más sencillo y económico, incluso Renault ha afirmado que es un 20 % más barato.

 


En el artículo de hoy vamos a profundizar en ello con el objetivo de conocer el motivo de dicha afirmación, y cómo a pesar de que los coches eléctricos pueden suponer un mayor desembolso inicial, acaban siendo mucho más baratos que los de combustión.

 

 

Descarga el ebook de Recarga de Vehículo Eléctrico

 

 


¿Por qué el mantenimiento del coche eléctrico es más económico?

 


El principal motivo por el cual el mantenimiento del coche eléctrico es más barato lo encontramos en los elementos que no están presentes en él, y que en su mayoría, se trata de piezas de desgaste que se deben cambiar cada cierta cantidad de kilómetros en los coches de combustión.


La desaparición de este tipo de piezas influye directamente en el coste del mantenimiento del coche eléctrico, que se reduce drásticamente, ya que se trata de componentes bastantes caros. También desaparecen otros que son más baratos pero que necesitan un mantenimiento más regular, por lo que el ahorro también es significativo. Algunos de estos elementos son:

  • El embrague
  • El tubo de escape
  • Las correas de distribución
  • Las bujías
  • Los precalentadores
  • El aceite del motor
  • El Filtro del aceite
  • El filtro del aire
  • El filtro del combustible

 


Como puedes ver, son elementos que son básicos en el coche de combustión y que en el eléctrico simplemente no existen, así que eso que nos ahorramos en su mantenimiento.

 

 


¿Qué componentes necesitan mantenimiento en el coche eléctrico?

 


Por otro lado, podemos distinguir otros componentes en los que sucede todo lo contrario: solo están presentes en el coche eléctrico y necesitan mantenimiento. También existen elementos comunes entre el coche de combustión y el eléctrico que necesitan mantenimiento en ambas versiones. En definitiva, los componentes que necesitan mantenimiento en el coche eléctrico son:

  • Los neumáticos
  • El filtro de aire del habitáculo
  • La dirección
  • Las pastillas, el líquido y los discos de freno
  • Los amortiguadores
  • Los aislamientos
  • Escobillas del limpiaparabrisas
  • El líquido refrigerante
  • La batería


Algunos de estos elementos, como los neumáticos o los amortiguadores tienen el mismo coste de mantenimiento/sustitución en ambos tipos de coches. Por otro lado, el mantenimiento de los frenos es mucho más barato, ya que se desgastan menos gracias al sistema de frenada regenerativa.
 

Por otro lado, la sustitución del líquido refrigerante tiene un procedimiento distinto, pero el coste es similar.

 

 


La batería, el gran “enemigo” de los coches eléctricos

 


A pesar de que la mayoría de elementos en el coche eléctrico tienen un mantenimiento más económico, el principal “enemigo” de este es sin duda la batería. Se trata de un componente vital que tiene una vida útil de entre 160.000 y 200.000 km, con una garantía del fabricante que va de 8 a 10 años.


Una vez finalizada la vida útil de la batería, la única solución para mantener un funcionamiento normal es sustituirla por una nueva, algo que tiene un coste bastante elevado y que oscila entre los 5000 € y los 11000 €, según el modelo del vehículo.



La solución propuesta por las compañías eléctricas para abaratar los costes de mantenimiento es un modelo de alquiler de baterías. Es decir, no pagarás el coste de la batería en el momento de la adquisición del vehículo, y para poder disponer de una de alquiler, deberás abonar mensualmente una cuota que dependerá de los kilómetros que recorras al año.



De esta forma, cuando la batería llega al fin de su vida útil, esta se sustituye sin coste alguno para el usuario, que seguirá abonando su cuota mensual.

 

 


Batería de estado sólido como solución

 


Por otro lado, la llegada de las baterías de estado sólido se prevé como la solución al alto coste de las baterías actuales. Se trata de un nuevo modelo de batería que en lugar de utilizar un líquido conductor, utiliza materiales sólidos como el vidrio.



Esto permite que las baterías tengan una mayor vida útil, sean más seguras, se reduzca el tiempo de carga y sean más económicas. Estas baterías empezarán a estar presentes por primera vez en 2022, pero dentro de unos años causarán una auténtica revolución en la industria del automóvil, y será cuando probablemente el coche eléctrico acabe de despegar.



En definitiva, y como hemos podido ver a lo largo del artículo, el mantenimiento del coche eléctrico es mucho más barato que el de combustión, gracias a un funcionamiento más simple. El elemento más sensible al desgaste es la batería, aunque cada vez son más robustas y eficientes gracias a la mejora continua que los fabricantes aplican continuamente en sus propiedades químicas y estructurales.



Además, con la llegada de las baterías de estado sólido, la mayoría de las debilidades se resuelven, por lo que podemos decir sin temor a equivocarnos que el coche eléctrico es una apuesta de presente, pero sin duda lo es también de futuro.

 

New call-to-action

Fecha de publicación
2/25/2021