La domótica fácil, accesible y sin cables ya está aquí
17 Marzo 2022
domotica-facil

La domótica fácil desarrollada en las últimas décadas ha permitido que la automatización de todo tipo de ambientes sea una cuestión de crear espacios conectados y abrir un mundo de nuevas experiencias

El impulso de la domótica fácil durante los últimos años ha hecho que disponer de aparatos inteligentes que nos hacen la vida más sencilla y cómoda sea cada vez más habitual. Es ya muy común ver en todo tipo de ambientes, tanto profesionales como personales, un gran número de dispositivos inteligentes que nos permiten vivir más cómodamente. Al fin y al cabo, este es el objetivo de la tecnología: convertir algo complicado en algo muy sencillo, y sin duda esto es algo que ya se está consiguiendo.

Una casa con todos los mecanismos inteligentes

¿Qué son las smart homes y por qué son tan accesibles en la actualidad?

 

En la actualidad, tener una casa es algo tan habitual como sencillo. La domótica fácil desarrollada en las últimas décadas ha permitido que la automatización de todo tipo de ambientes sea una cuestión al alcance de todos. Integrar sensores, interruptores o enchufes inteligentes se está convirtiendo en el estándar. 

 

Las smart home están compuestas por un ecosistema de dispositivos inteligentes que son capaces de automatizar un gran número de tareas, desde la subida y bajada de persianas o el control de la temperatura, hasta el apagado/encendido automático o programado del sistema de iluminación.

 

Gracias a la domótica fácil es posible crear nuevas experiencias domésticas capaces de aumentar el confort de las personas. Simon 100 iO o Simon 270 iO son dos grandes ejemplos. Ecosistemas completos que ofrecen una configuración sencilla para cualquier persona interesada en instalarlo. Eso es la domótica fácil.

 

 

¿Cómo ha evolucionado la domótica en las últimas décadas?

 

La realidad es que la domótica fácil está en nuestras manos desde hace apenas una década. Al inicio, allá por los años 70, la domótica estaba reservada al uso profesional y a la automatización de grandes complejos y edificios. Por aquel entonces, era necesario contar con grandes instalaciones cableadas y una unidad central compleja de manejar.

 

A partir de los años 80 la tecnología y la informática empezaron a avanzar de manera considerable. Esto acercó la domótica hasta empresas de tamaño mediano e incluso se empezaron a domotizar casas particulares. Sin embargo, su elevado coste hacía que estuviera reservado a tan solo unos pocos.

 

Con la entrada del nuevo siglo y la expansión de Internet y la tecnología en general hicieron posible que el precio de los dispositivos domóticos fuera descendiendo paulatinamente. Sin embargo, la aparición de protocolos de comunicación inalámbrica como el WiFi, Z-Wave o Zigbee resultaron clave para su posterior expansión.

 

La domótica fácil es a día de hoy una realidad. Ya no es necesario instalar grandes ordenadores centrales ni realizar obras ni cableado. El uso generalizado de los smartphones y el acceso a internet, los asistentes de voz y por supuesto, la aparición de sistemas domóticos fáciles de instalar y sin cables, lo han hecho posible.

 

 

Domótica fácil y accesible: ¿Qué ventajas nos aporta?

 

La domótica fácil proporciona sin duda un gran número de ventajas en el día a día de las personas. Todo el que experimenta el poder de controlar remotamente y a su antojo sus luces o sistema de calefacción, no puede volver hacia atrás. Un nuevo mundo lleno de posibilidades se abre ante para ofrecerle:

 

  • Comodidad: la automatización de cualquier sistema de un hogar u oficina proporciona una comodidad incomparable. Y con tan solo un comando de voz o a través de nuestro teléfono.

 

  • Eficiencia energética: gracias a la automatización, la domótica ofrece también un mayor control sobre el gasto energético.

 

  • Sin complicaciones: la domótica fácil se basa en crear grandes ecosistemas con enormes posibilidades, que, sin embargo, no ofrece complicaciones de instalación, configuración o uso.

 

  • Seguridad: la domótica fácil se basa en crear grandes ecosistemas con enormes posibilidades, que no ofrecen complicaciones de instalación y que funcionan con cableado tradicional.

 

  • Calidad de vida: todas las ventajas mencionadas tienen un fin último: aumentar la calidad de vida de las personas y facilitar su día a día.

 

Los ecosistemas ofrecidos por Simon iO habilitan la domótica fácil para crear espacios conectados y abrir un mundo de nuevas experiencias. Además, ahora, gracias a MiO, el configurador inteligente de Simon iO Smarthome, podrás crear fácilmente tu hogar inteligente de principio a fin.

Una casa con todos los mecanismos inteligentes