Reguladores PWM

En Simon apostamos por la sostenibilidad. Es por ello que disponemos de una categoría de controladores de luz con carga solar. Concretamente, estamos haciendo referencia a una sección en la cual encontrarás productos tan atractivos como el regulador PWM.

¿Cómo funciona un regulador PWM?

Los reguladores PWM son reguladores sencillos que actúan como interruptores entre las placas fotovoltaicas y la batería. Estos reguladores fuerzan a los módulos fotovoltaicos a trabajar a la tensión de la batería, sin ningún tipo de instalación extra.

Cuando se alcanza la etapa de absorción en la carga de la batería, el regulador modifica la intensidad de los pulsos, corta varias veces por segundo el contacto entre los módulos y la batería, evitando de esta manera que la batería se sobrecargue.

Filtros

1 resultados

Filtros

Subfunciones

Ventajas y características

Si necesitas un regulador PWM, Simon tiene el gusto de presentarte esta categoría de reguladores, en la que disponemos de un módulo conversor de protocolo PWM de 1 canal a DMX que se encuentra disponible en la serie Simon Scena. La serie Simon Scena te permite modelar tus espacios con luz y color, gracias a una app de uso intuitivo que te facilita el acceso a las funciones habituales. Una revolución en su ámbito que permite a los usuarios tener un control absoluto de la luz con la mayor funcionalidad posible.

Entre las ventajas de estos reguladores PWM, disponibles en nuestro catálogo online, encontramos su sencillez, su reducido peso y su bajo precio. Los reguladores PWM están disponibles en tamaños hasta de 60 A y tienen una vida útil bastante larga, incorporando algunos de ellos un sistema de refrigeración de calor pasiva. Además, es posible seleccionar la intensidad de la tira de LEDs sobre un valor de regulación 0-255.

El controlador dispone de hoja de instrucciones para facilitarte su uso, donde se hace especial hincapié en la importancia de no superar la distancia máxima entre la fuente de alimentación y la tira de led que esté especificada en la hoja de instrucciones. Es apto para instalar en superficie, y lo ideal es que sea colocado en espacios cuya temperatura oscile entre 10 y 55ºC para una óptima conservación de la pieza.