Salas adaptables multisensoriales para estimular nuestros sentidos
11 Enero 2022
salas-sensoriales

Para poder diseñar salas sensoriales habrá que tener en cuenta dos factores: Cuántos usuarios van a estar ahí y cuánto tiempo estarían al día.

¿En qué consiste la arquitectura sensorial?

 

¿Crees que es posible crear un edificio urbano para ser tocado, visto, escuchado y olfateado? De esto trata este nuevo sistema de construcción, edificar para sentir, fascinar los sentidos, interactuar con los perfiles y atraer a los usuarios para que pasen por el edificio.

 

Lo increíble de esta idea es la capacidad de adaptación que posee cuando alguien entra en la sala, esta se acostumbra a sus recuerdos y valores personales, de modo que cambia el olor, la luz y aísla los sonidos exteriores. Personalizando así, el ambiente de la habitación, haciéndolo más agradable.

 

arquitectura-sensorial

©Gabriel Konrath

sic_-_preview_1_-_iluminacion_exterior_1

Catálogo iluminación exterior

Claves para diseñar salas sensoriales

 

 

 

1. Seguridad

 

Evidentemente habrá que tenerla en cuenta, ya que dependiendo de a quien vaya dirigida se tendrá que adaptar el nivel de esta. A los niños les encanta jugar con lo que encuentran y los materiales de una habitación no serían una excepción. Si va dirigido a una empresa habrá que idearlas para que se adapte a ciertas personas; si es en un despacho, personalizarla para aquel que trabaja ahí regularmente.

 

salas-sensoriales

©Gabriel Konrath

 

 

 

2. Un espacio para compensar y una postura adaptada

 

Para poder diseñar estas salas habrá que tener en cuenta dos factores: Cuantos usuarios van a estar ahí y cuánto tiempo estarían al día. Si en una sala entra más de una persona, esta debería acomodarse a quien pase más tiempo en ella ya que de lo contrario, se producirían demasiados estímulos y no sería del agrado de todos. Estos estimuladores tienen la intención de acomodar a un perfil, pueden ser empleados para adaptar sus posturas al sentarse, reduciendo así dolores de espalda o malestar abdominal.

 

salas-sensoriales

© Marla Fleiru

 

 

3. Propuestas suaves y experimentación a través de los sentidos

 

Para evitar la sobre estimulación al perfil, hay que poner límites a los sensores. La sesión comienza con un momento de descubrimiento del entorno, y luego el público, según sus deseos y preferencias analizados por los sensores estimulantes, explorará el material disponible, ya sea visual, auditivo, táctil, propioceptivo u olfativo.

 

arquitectura-sensorial

© NAT OFFICE - christian gasparini architect

 

 

Ejemplos de sonido

 

1. Pabellón arquitectónico de 80 Hz (Sídney)

 

Diseñado para convertir la pintura en música, el arquitecto británico Thomas Wing-Evans construyó un pequeño pabellón con obras de arte dentro de una estructura hecha con madera y aluminio. Funcionaba a partir de un programa específico que convertía los datos visuales de los cuadros en sonidos. Cada color representaba una canción diferente.

 

arquitectura-sensorial

© Thomas Wing-Evans

 

 

2. Villa Mairea (Finlandia)

 

Ubicado en Finlandia, se trata de una mansión creada por el arquitecto Alvar Aalto, esta fue construida entre 1937 y 1940 para los empresarios Harry y Maire Gullichsen. El modelo de la vivienda, se integra en el paisaje, utiliza piedra para el exterior y madera en el interior, y para el soporte, tiene cinco columnas metálicas. La madera tiene una alberca de aire con la que aleja el ruido.

 

salas-sensoriales

© Luc DiPietro

 

 

3. Backside Of The Moon (Japón)

 

Tratándose de un museo de arte, este proyecto abre sus puertas al público por la noche, tiene una sala sensorial que carece de techo, dejando ver la luz de la luna en el interior y utilizando esta, como único sistema de iluminación. La idea era que la habitación se viera iluminada sólo por nuestro satélite ya que en la isla de Naoshima, dispone de mucha luminiscencia lunar.

 

arquitectura-sensorial

© BacksideOfTheMoon (Noashima, Japón)

 

 

Ejemplos de olfato

 

1. The Art of Scent (New York, EE. UU)

 

Es uno de los primeros museos en usar el sentido del olfato para atraer a los visitantes, fue empezado en 1889 y acabado en 2014. Consiste en perfumar con diferentes olores cada sección de la exposición. El usuario se acerca a un agujero situado en la pared y mete la cabeza en él. Así se impregna de la historia que está explicada en la zona.

 

salas-sensoriales

© Paul Ott

 

 

2. Jardín de Shanghai 2019 (China)

 

Tratándose de un conjunto de pabellones situados estratégicamente, con la intención de experimentar a través de los olores producidos por nuevas variedades de flores, y así estimular a sus visitantes.

 

arquitectura-sensorial

© Artchitectours

 

 

Ejemplos de tacto y gusto

 

1. Escuela Hazelhood (Glasgow, Escócia)

 

Destinada a alumnos con discapacidades visuales y/o auditivas, entre los 2 hasta los 18 años. Este edificio consta de un sistema calculado, para que este público en específico pueda entender mejor las localizaciones del edificio, utilizando el sentido táctil. Todas las paredes están hechas con una escriptura clave para ellos, en braille, de modo que pueden guiarse a partir del tacto y así ubicarse mejor.

 

arquitectura-sensorial

© Andrew Lee

 

 

2. Habitación de chocolate (Venecia, Italia)

 

Como su nombre dice, el protagonista de esta es el chocolate. Ideado por el estadounidense Edward Ruscha, consta de una sala hecha con este alimento, con la intención de que, a través del olfato, se saboreasen las 360 hojas que había instaladas.

salas-sensoriales

© FLAT-10 CHOCOLATE ROOM TILE

sic_-_preview_1_-_iluminacion_exterior_1

Catálogo iluminación exterior