Redescubrir la arquitectura única de Fernando Higueras
20 Abril 2022
edificio_oasis-cabecera

El edificio “Oasis” en Madrid es emblemática de la arquitectura orgánica y brutalista de Fernando Higueras. Simon recupera la planta baja con el nuevo espacio “La Casa de la Luz”.

La arquitectura de Fernando Higueras no pasa, desde luego, desapercibida. Orgánica y brutalista, uno de los emblemas del singular arquitecto es el edificio Princesa en Madrid, conocido como “Oasis”. Un proyecto que despunta por las dimensiones y masividad de la construcción realizada prácticamente con un solo material, el hormigón. Pero también por las cascadas de vegetación que jalonan la fachada y erigen al arquitecto entre los pioneros de la renaturalización urbana y los edificios verdes. 

sde_-_materiales_en_proyectos_contract_version_actualizada_-_portada_3d

Ebook: Materiales en proyectos contract

Fernando Higueras proyectó el edificio (1967-1975) como conjunto de viviendas para el Patronato de Casas Militares. El encargo fue un total de 261 apartamentos “de primera categoría de diferentes tipos”, organizados en dos bloques, A y B, separados por la calle Santa Cruz de Marcenado. La planta baja, a doble altura y con posible entreplanta, se diseñó para alojar  locales comerciales y los sótanos como zona de aparcamiento.

 

 

Patrimonio arquitectónico

 

Situado en el centro de Madrid, hoy el edificio “Oasis” engrosa el patrimonio arquitectónico de la ciudad, y es ejemplo destacado del trabajo de un arquitecto que en su época cosecho tanto éxitos como incomprensión, y cuya obra está viviendo en la actualidad una revalorización.

 

edificio-oasis

 

El edificio ostenta gran claridad estructural, con pórticos paralelos a fachada en lo que son las viviendas propiamente. Mientras que las plantas bajas comerciales a doble altura, con pilares que se abren en abanico, remarcan su fisonomía de gran zócalo. Amplios patios interiores aportan luz, perspectiva y más vegetación. En esta obra casi monomatérica, los balcones de curvatura orgánica devienen compactas jardineras y filtro del ajetreo urbano. Su potente presencia no es óbice para el logro de un buen encaje con los edificios vecinos a los que se adhiere. Y la exuberancia de su vegetación contagia de verdor toda la zona.

 

 

Recuperar el espacio original

 

Simon ha escogido el edificio “Oasis” de Madrid para abrir su nuevo espacio insignia “La Casa de la Luz”. Emplazado en uno de los locales de planta baja, se ha recuperado la doble altura y los espacios originales proyectados por Fernando Higueras. Según Fermín Vázquez -al frente del estudio b720 arquitectos, a quien se debe la rehabilitación- “la elección de este edificio es perfecta, ya que es uno de los grandes patrimonios de la modernidad y un emblema arquitectónico que mira al futuro, muy en sintonía con la visión de Simon”.

 

edificio-oasis

 

En este nuevo espacio. donde se ha aplicado la tecnología más innovadora para proyectar la visión de la luz que hoy tiene Simon, el diseñador industrial e interiorista Antoni Arola ha llevado a cabo el proyecto de interiorismo e iluminación, en colaboración con Protopixel como facilitador tecnológico. 

 

 

Un arquitecto controvertido

 

Fernando Higueras (Madrid, 1930-2008) emerge como una personalidad polifacética en la historia de la arquitectura más reciente de nuestro país. Además de ejercer la arquitectura (se licencio por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid en 1959), fue un entusiasta pintor, escultor, fotógrafo, practicó la composición musical y amaba tocar la guitarra. En 1954 y 1957 fue galardonado con el Premio Nacional de Bellas Artes. Hombre apasionado y de espíritu libre, no siempre fue bien aceptado por los sectores académicos de su tiempo. 

En la década de los 70 del siglo XX, su despacho de arquitectura adquirió gran notoriedad con un significativo volumen de encargos, también a nivel internacional. A él se deben otras obras relevantes como el Centro de Restauraciones, edificio sede del Instituto del Patrimonio Histórico Español (1965) en Madrid,  conocido como “La corona de espinas”, el Hotel Las Salinas de Lanzarote (1973), y un nutrido grupo de viviendas unifamiliares de lujo, también en Madrid. Buena parte de sus obras, como es el caso del edificio “Oasis”, las realizó en colaboración con el arquitecto Antonio Miró.

 

edificio-oasis

 

La figura de Fernando Higueras, sin embargo, cayó más adelante en el ostracismo y un cierto olvido.  Ha sido recientemente, con otra perspectiva y de la mano de nuevas generaciones, cuando su obra adquiere renovada significación y nos llega como testimonio de una época y con  valores atemporales en sí misma.

La indómita personalidad de Fernando Higueras se manifiesta en su propio estudio-vivienda subterráneo en Madrid. Proyectado en 1972, él mismo lo bautizó como rascainfiernos. Un refugio insólito, alojado en dos plantas sótano, donde la estrategia de iluminación es primordial. La resolvió mediante  lucernarios y una detallada proporción de los espacios.  Hoy aloja la fundación Fernando Higueras. 

sde_-_materiales_en_proyectos_contract_version_actualizada_-_portada_3d

Ebook: Materiales en proyectos contract