Interpretar la visión de la luz de Simon en su nuevo espacio de Madrid
10 Enero 2023
post_articulo_arola_cabecera

En La Casa de la Luz, Antoni Arola baraja sus facetas de diseñador y creador de instalaciones para mostrar la visión de la luz de Simon como transformadora de espacios.

Para el diseñador Antoni Arola -responsable del proyecto de interiorismo e iluminación en La Casa de la Luz- su intervención ha tenido especial significación dado que el nuevo espacio insignia de Simon en Madrid está consagrado a la luz. Arola, con veinticinco años en su curriculum diseñando sistemas de iluminación, y colaborador habitual de Simon, también en proyectos a medio camino entre el arte y el diseño, se ha encargado de interpretar la visión de la luz de Simón y su potencial transformador de los espacios que habitamos.

 

 

article-arola-5

 

 

En el momento en que Arola entró en el local que hoy alberga La Casa de la Luz, en el Edificio Oasis de Madrid, ya lo apreció como un espacio singular, con características muy interesantes, pero a la vez complicado. Iba advertido: conocía otros edificios del arquitecto Fernando Higueras, del que admira su trabajo. “En el local no hay ninguna línea recta- apunta Arola-. La arquitectura de Higueras es realmente la de un illuminati. El Edificio Oasis parte de una planta en abanico, no hay ninguna línea paralela. Es en la esquina del edificio donde comienza este abanico y esto sorprende. Marca una estructura de hormigón potente y a la vez bonita. Es un poco gaudiniano”. El objetivo conjunto del proyecto para adecuarlo al nuevo uso ha sido recuperar aquella planta y el espacio a doble altura, dado que el interior se encontraba muy intervenido y fragmentado.

 

 

article-arola-1

 

 

La luz y sus múltiples opciones

 

Pero es en la planta sótano de La Casa de la Luz donde Antoni Arola ha concentrado esfuerzos para visualizar como Simon percibe la luz del futuro más inmediato. En colaboración con ProtoPixel, socio tecnológico de la compañía, ha creado unas escenas de iluminación dinámicas y cambiantes, que ejemplifican la capacidad de la luz para transmutar un espacio y también nuestra manera de vivir. Se trata de una primera presentación para La Casa de la Luz que tendrá desarrollos posteriores. Arola ha puesto en juego el color de la luz con sus infinitos matices, la intensidad, la luz blanca y sus dominantes fría o cálida, los patrones de cambio de escenas, la velocidad o la frecuencia. De este modo, en La Casa de la Luz el visitante apreciará esa luz flexible e integrada a la arquitectura, y su energía para modelar un interior. Las posibilidades son múltiples y muestran, por ejemplo, como un espacio único y fluido, puede ser dividido sin mediar barreras físicas, con diferentes escenas de luz en áreas contiguas, creando atmosferas muy distintas.

 

 

article-arola-2

 

 

El diseño como mejora

 

Además de su intervención en la planta sótano, Antoni Arola también se han encargado del ordenamiento del espacio en la planta baja, donde se muestran las colecciones de producto de Simon. Ha diseñado los muebles-panel para exponerlas con fondo blanco, de sofisticada simplicidad y una estudiada iluminación. Incorporan luz tanto en interior como el exterior para compensar sombras y que las formas del producto no se vean marcadas en exceso. En el espacio restituido a doble altura que diseño Higueras, la exposición de la colección cobra dimensión.

 

 

article-arola-3

 

 

El diseño de módulos de exposición es una evolución, adaptación y mejora de los distintos proyectos que el estudio Arola ha realizado durante los últimos años con Simon, en el ámbito de las muestras y ferias. “Siempre hemos ido actualizándolos en cada nueva exposición con capas de mejora, de la mano de Salvi Plaja, el Director de Diseño y Sostenibilidad de Simon. De la evolución de estos elementos, desarrollamos la actual manera de mostrarlo”, aclara Arola. Al diseñar las mesas de trabajo y reunión de las oficinas de Simon ha escogido la madera maciza como material de proximidad para las personas.

 

 

article-arola-4

 

 

En los altillos de la planta baja, donde se han repuesto las jardineras originales con vegetación ideadas por Fernando Higueras, ha aplicado un sistema de luz de color dinámica. Queda matizado, no obstante, por la generosa luz natural que penetra por las grandes aberturas acristaladas que caracterizan el magnífico espacio recuperado de La Casa de la Luz.