El hogar, entre el mundo físico y el digital: beneficios e inconvenientes
14 Noviembre 2023
post_hogar-digital_cabecera

¿Quieres una gran agilidad comunicativa en tu hogar, pero con una rutina digital saludable? Descubre como conseguir un equilibrio en casa con aquello que es digital.

La frontera entre ambos universos se desdibuja en el espacio de la vivienda. Y, a la vez que aporta una gran agilidad comunicativa, requiere pautar una rutina digital saludable.

Catálogo Iluminación interior Essentials

La vivienda se ha contemplado, hasta no hace mucho, como ese refugio destinado a la vida privada y familiar. Un lugar para la intimidad y la convivencia. También, un espacio representativo de la persona y de construcción de identidad.  En poco tiempo, sin embargo, sus competencias se han ampliado para dar cobijo también a la actividad de miles de personas en su ejercicio profesional.

 

Superada la crisis de la covid-19 -e impulsada por ella- se ha duplicado la cantidad de gente que teletrabajaba respecto a antes de la pandemia, en España y en el conjunto de la Unión Europea. Una tendencia que se prevé al alza, dado los ahorros que supone en desplazamientos, costes de instalaciones y consumos. A esto se suma la flexibilidad que brinda a quienes optan por esta modalidad: desde los que persiguen la conciliación familiar a una nueva tribu global de nómadas digitales en busca de destinos a la carta donde vivir temporalmente.

 

Las tecnologías de la información y comunicación TIC lo hacen del todo factible. Pero, a la vez que se incrementan la cantidad de horas que pasamos en la vivienda, se diluye la frontera entre mundo físico y digital, con el auge de lo virtual.

 

 

hogar-digital

 

 

El hogar bien comunicado

 

Este encuentro entre mundo físico y digital en el ámbito del hogar facilita la comunicación a distancia, a través de plataformas y apps para videoconferencias y chats, tanto en el quehacer profesional como en la esfera particular. También redunda en la formación interactiva y en el uso de realidad virtual para lograr experiencias de aprendizaje inmersivas. Al contenido educativo en 3D se suma el de entretenimiento, con propuestas de juegos, películas en 360º y formatos multimedia.

La tecnología digital también hace viable cubrir servicios como la atención médica virtual, y todo tipo de gestiones on-line al implantarse la firma digital. Con un acceso a la información de forma muy rápida. Por otra parte, la gestión de la vivienda inteligente, con monitoreo de distintos conceptos (consumos, iluminación, seguridad), facilita administrar los datos desde el interior mismo de hogar.

 

 

hogar-digital

 

 

La fatiga tecnológica

 

La implementación de las tecnologías digitales de la información y comunicación suponen un buen número prestaciones y ventajas. Sin embargo, también se deben asumir y afrontar algunos perjuicios. La dependencia tecnológica puede convertirse en excesiva y conllevar fatiga, desorientación cuando no se está conectado e incluso problemas de adicción. En un contexto en el que el mundo digital sustituye progresivamente el mundo físico y presencial, también pueden darse dificultades de concentración en actividades no tecnológicas.

 

El trato humano directo escaso puede conllevar aislamiento. Y la persona, experimentar sensación de malestar cuando no se tiene acceso a dispositivos digitales. Ya ha sido objeto de estudio la sobreexposición a la información digital y su impacto negativo en la salud mental, con estados de ansiedad y estrés.

 

Desde la neurociencia se señala como en este nuevo mundo electrónico virtualizado, al sustituirse la relación directa por una relación con el mundo y otras personas a través de pantallas, se pierde el significado del contacto y calor humano y de la intimidad.
Así mismo, las interacciones en línea pueden afectar la calidad de las relaciones interpersonales y generar una dependencia de las conexiones virtuales en lugar de las interacciones cara a cara.

 

 

hogar-digital

 

 

Por otra parte, este nuevo marco es proclive a derivar en una pérdida de privacidad. Y conlleva una desprotección de la información personal cuando los datos son recopilados y utilizados sin el consentimiento adecuado. Así mismo, se produce un aumento de vulnerabilidad cibernética y la seguridad de la información personal puede estar en riesgo, sino existe un conocimiento preventivo. 

 

En esta nueva realidad que desdibuja la frontera entre mudo real y digital hay que tomar conciencia tanto de sus beneficios como de los inconvenientes. Y educar a las nuevas generaciones en el espíritu crítico discerniente. Desde la neurociencia y psicología se recomienda pautar una rutina digital saludable, que favorezca el equilibrio entre el empleo de dispositivos electrónicos y actividades que implican relación directa con otras personas, el ejercicio físico y el contacto con los entornos naturales.  Practicar la higiene digital comprende limitar el tiempo que se utilizan estos dispositivos y definir con claridad los periodos de desconexión. También supone evaluar y decidir que aplicaciones o archivos son eliminables, configurar los dispositivos para recibir notificaciones importantes y desactivar las innecesarias. Y evitar el uso de pantallas al menos una hora antes de acostarse, dado que pueden afectar a la calidad del sueño y el descanso.

Catálogo Iluminación interior Essentials