productos_tecnologicos_1
Post

Productos tecnológicos: productos para las personas

Fecha de publicación
Miércoles, 29 Jul, 2020

Share this on social media

A la hora de trabajar con productos tecnológicos, muchas veces se cae en la tentación de centrarse únicamente en sus características e innovaciones desde un punto de vista puramente técnico. Sin embargo, no se debe olvidar que estos productos serán usados por personas que necesitan soluciones concretas, y es ahí donde los asesores tecnológicos deben hacer mayor hincapié. 

 

En el webinar 'Soluciones reales para aproximar los productos tecnológicos' , Iñaki Pérez nos explica la importancia de que los productos tecnológicos se adapten a las demandas reales de los usuarios. Es decir, que respondan a las necesidades de las personas que los van a utilizar. En este proceso, los asesores tecnológicos cumplen un papel fundamental, ya que constituyen el intermediario que facilita este proceso. 

 

 

Los asesores tecnológicos inspiran confianza a las personas que se acercan a la tecnología sin conocimientos en profundidad, lo que les permite encontrar una solución que se adapte de forma concreta a sus necesidades independientemente de su grado de conocimiento tecnológico. En Simon trabajamos siempre ofreciendo soluciones personales y adaptadas a cada necesidad y usuario.

 

 

Descarga el ebook de  Sistemas de Control de Iluminación

 

 

Productos tecnológicos: soluciones tecnológicas

 

Al trabajar con productos tecnológicos, se cae fácilmente en la tentación de centrar todo el discurso de venta en las características puramente tecnológicas del producto en sí. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el producto tecnológico será siempre un medio, cuyo fin es constituir una solución a un problema o demanda concreta del cliente o usuario.

 

 

En este sentido, es más importante entender el producto tecnológico como una solución tecnológica. Es decir, una solución que aplica la tecnología a la hora de solventar el problema o necesidad que se va a cubrir. Por ello, los asesores tecnológicos deben centrarse en esta característica a la hora de presentar sus productos, entendiendo que la tecnología por sí sola no tiene valor, sino que el valor lo adquiere en la medida en que dicha tecnología será útil y práctica para el usuario

 

 

 

Asesores tecnológicos: embajadores de la tecnología

 

Los usuarios saben que tienen una necesidad que la tecnología puede solucionar. Es en este punto cuando el asesor tecnológico se debe convertir en embajador de la tecnología

 

La función de esta persona será la de servir de puente entre el usuario, que demanda una solución, y la tecnología. Por ello, antes que ofrecerle un producto tecnológico, se le deberá ofrecer una solución-producto tecnológico. Y es por ello por lo que el asesor tecnológico debe entender cómo la tecnología se relaciona con el usuario medio. 

 

 

productos tecnológicos soluciones

 

 

 

Productos tecnológicos: tecnología asociada a la persona 

 

Existen cuatro elementos que van a determinar la manera en la que la persona se relaciona con la tecnología y, en consecuencia, con cualquier producto tecnológico. 

 

 

  • Asimilación: Hay que tener en cuenta que no todas las personas asimilan la tecnología con la misma velocidad o a la misma rapidez. Por ello, antes de ofrecerle un producto tecnológico de cualquier tipo, hay que considerar con qué tipo de información tecnológica cuenta. Esto determinará la forma de presentarle el producto tecnológico, así como la capacidad de mostrar interés por el mismo.  Si un producto se convierte en cotidiano, está asimilado. 

 

 

  • Función avanzada: A la hora de hablar de tecnología, hay que distinguir entre diseño y tecnología propiamente dicho. En muchas ocasiones, se pueden confundir ambas. Pero al hablar de función avanzada se hace referencia a que el producto tecnológico pueda ofrecer al usuario mayor utilidad o funcionalidad en su utilización. Por ello, aunque puede haber productos tecnológicos nuevos que presenten una estética o un diseño muy impactantes, es necesario preguntarse en qué puede beneficiar al usuario realmente. Si el producto tecnológico mejora la comodidad o usabilidad del cliente, se trata de un producto que realmente le está ofreciendo una función avanzada. 
     

 

  • Plan A, B, C: La tecnología debe ser accesible. Por ello, un producto tecnológico no debería ser exclusivo respecto a otras tecnologías, sino inclusivo. En este sentido, se puede tomar como ejemplo el uso de interruptores para la luz. Se trata de una tecnología que actualmente puede ser sustituida por una App o por un asistente de voz. Sin embargo, si estas nuevas tecnologías no son accesibles a todo el público, lo más recomendable es que todas las tecnologías que aportan una solución convivan entre sí. Esto garantiza que siempre habrá una solución para todo tipo de usuario, independientemente de que opten por la solución A, B o C.

 
 

  • Motivación: Finalmente, otro de los aspectos que determina la forma en que un usuario se acerca a un producto tecnológico es la motivación. La motivación puede ser desde interés por el producto, comodidad, orgullo o cualquier otra razón. En este sentido, lo más importante es que los asesores tecnológicos entiendan que su motivación es parte del argumento a la hora de presentar y convencer al usuario para que utilice un determinado producto tecnológico en cuestión. La tecnología debe ser presentada en relación a la motivación del usuario. Si no existe esa motivación no será usada por muy novedosa o disruptiva que pueda llegar a ser.


 

Estos cuatro elementos son clave a la hora de establecer una relación entre el producto tecnológico y la persona. Por ello, también son elementos clave que se tendrán que tener en cuenta a la hora de presentar dicho producto al usuario o cliente potencial, ya que será lo que realmente aporte las soluciones que este busca en la tecnología. 

 

 

 

New call-to-action

Fecha de publicación
7/29/2020