convertir coche a eléctrico
Post

¿Es posible convertir un coche de combustión a eléctrico?

Fecha de publicación
Jueves, 09 Sep, 2021

Compartir en redes sociales

Convertir un coche a eléctrico es totalmente posible, y, de hecho, ya existen varias empresas en España que se dedican a ello. Se trata de una alternativa muy interesante para aquellos que quieren sumarse a la movilidad eléctrica sin tener que cambiar de coche, ya sea porque el suyo se encuentra en buen estado, es recién comprado o se trata de un clásico que quieren seguir usando. ¿Quieres saber qué proceso se sigue para convertir un coche a eléctrico o cuánto cuesta? Te lo contamos.

 

Descarga el ebook de Recarga de Vehículo Eléctrico

 


Retrofit o Retroeléctricos, el arte de convertir un coche de combustión a eléctrico

 

Convertir un coche de combustión a eléctrico es algo real y que se está tomando como alternativa a la compra de vehículos eléctricos. Esta nueva disciplina mecánica y casi artística se ha denominado como retrofit, y consiste en modificar coches de gasolina o diésel para convertirlos en coches eléctricos que cumplan con las normativas vigentes.

Es un movimiento muy innovador que permite adaptar coches clásicos o que simplemente no cumplen las normativas de emisión de gases actuales. De esta forma, cualquier vehículo podrá volver a circular por las calles de las ciudades sin mayor problema. Se trata de una buena solución para aquellas personas que tienen un especial cariño a su coche y no quieren deshacerse de él, así como activar la economía circular y reciclar los millones de vehículos que quedarán en desuso debido a la imparable electrificación del automóvil.

El proceso de convertir un coche a eléctrico consiste en eliminar todos los elementos innecesarios y sustituirlos por sus equivalentes eléctricos: motor, variador, baterías, bomba de vacío, electrónica, etc. Este es un proceso complejo que necesita de un experto en la materia para llevarlo a cabo.

El último paso para convertir un coche a eléctrico es la homologación, un paso imprescindible para circular con total tranquilidad por carreteras españolas. Todos los cambios realizados deben ser aprobados por los laboratorios certificados por el Ministerio de Industria, aunque al tratarse de una industria tan reciente, aún no está claro del todo como hay que realizar todo el proceso.

 

 


¿Cuánto cuesta convertir un coche antiguo a eléctrico?

 


Elektrun o eCoche son dos de las empresas que ya se dedican a convertir coches de combustión en eléctricos. La primera, dirigida por Álex D. Sánchez, ya ha conseguido convertir coches tan clásicos como el Seat 127 o un Renault Twingo en coches totalmente eléctricos. El proceso de este último, sin contar la mano de obra, costaría unos 14.000 €.

Por otro lado, José Milara de eCoche también confirma que el precio de convertir un coche a eléctrico estaría en torno a los 14.000 €, aunque ya se están proponiendo realizar este proceso a pequeña escala con el objetivo de reducir costes. Es decir, en vez de transformar un solo vehículo, se transformarían 12 del mismo modelo a la vez.

Flexibilizar y acelerar la homologación de transformar un coche a eléctrico es indispensable para que esta industria despegue en Europa. El gran ejemplo lo encontramos en EEUU, donde las empresas que se dedican a convertir vehículos de combustión a eléctricos abundan, debido sobre todo a una homologación más sencilla.

 

 

¿Es rentable en la actualidad?

 

Convertir un coche a eléctrico no parece ser 100 % rentable en la actualidad en España, al menos si se hace de forma individual. El motivo principal no se encuentra en el propio proceso, sino en los costes de la homologación. La conversión a escala sí que parece que puede ser una mejor solución, aunque todavía se encuentra en fase de desarrollo.

A esto habría que sumarle que las baterías para vehículos eléctricos aún no han sido perfeccionadas, aunque gracias a las baterías de estado sólido o de litio-azufre esto cambiará dentro de muy poco. Convertir un coche eléctrico puede ser una gran opción en el futuro, tanto para los amantes de los vehículos clásicos como para reciclar la ingente cantidad de coches de combustión que no podrán circular en el futuro.

El avance de los vehículos eléctricos es ya imparable, y movimientos como el de los coches retroeléctricos lo certifican. Cada vez más usuarios se suman a la movilidad eléctrica, impulsados por una mayor conciencia social y el deseo de frenar el cambio climático. El objetivo es que en el 2030 la balanza se empiece a inclinar hacia el lado del coche eléctrico. Por parte de Simon, seguiremos apoyando la movilidad eléctrica a través de nuestros puntos de recarga.

New call-to-action

Fecha de publicación
9/9/2021